Andrés Granier huyó, sabe que lo quieren en la cárcel.

El exgobernador de Tatab-tab-5basco sabía que iban tras su huesos.

Hace tres meses la Secretaría de Hacienda le aseguró cinco predios ubicados en el Fraccionamiento Real del Sur en Villahermosa.  El “decomiso” lo realizaron el 13 de febrero.  Le dieron más de 100 días de venia para pensar.  Las cinco casas están valuadas en 15 millones de pesos y están a nombre de su hijas.  Las casas incautadas nunca formaron parte de su declaración patrimonial cuando fue gobernador.

La familia Granier viajó a Miami viajó a Miami, días después del aseguramiento, con el pretexto de que Andrés debía someterse a un tratamiento, cuya rehabilitación sería larga.

No sólo Granier encontró refugio.  ¿Alguien sabe dónde está el extesorero de finanzas de Tabasco, José Manuel Saiz?  Ambos se encuentran lejos y a salvo,  en lugares donde la autoridad mexicana no tiene fuero.

En 100 días…  Las autoridades nos presentaron 88.5 millones de pesos en cajas de huevo, decenas de casas propiedad de la familia Granier, (incluyendo al papá que (sin discreción) pasó de ser un pequeño comerciante a gran empresario) y un depósito irregular por 17 de pesos en efectivo de la hija (Mariana), quien no ha podido demostrar la procedencia lícita.

Hoy, sucedió lo que veníamos anunciando.  Granier no se presentó a declarar alegando que nunca fue notificado.  Recordemos que la PGJE lo buscó en varias casas y sólo encontró a un portero a quien entregó la notificación.

Así que a prepararse que ahí se asoma lo bueno.

 

Deja tu comentario