Cae narcotraficante por “goloso”. Las tres novias ‘lo delataron’

El narcotraficante colombiano Oscar Mario Galviz, ‘El Pantera’, fue detenido en la sierra, en una casa de madera, lugar, donde según él, no podían encontrarlo, pero su debilidad por las mujeres lo condenó…

Hace cinco meses, un comando armado del grupo ‘Los Ubareños’ intentó liberar a El Pantera cuando era trasladado de un penal a otro. Varios agentes murieron y el narco fue herido en un brazo y en el estómago.

Para la policía fue relativamente fácil rastrear a Galviz. “Lo conocíamos bien por sus gustos por el dinero, la buena comida y las mujeres”, asegura el oficial que siguió el caso al periódico El Tiempo de Colombia.

El jefe de la mafia, un tal “Gavilán”, ordenó el trasladó de ‘El Pantera’ a la zona serrana de Arbolotes en Colombia porque ahí podría operarlo algún médico. Una enfermera se encargó de montar un salar de operación en un domicilio privado. El error fue que una de las novias de Galviz llegó a visitarlo y los oficiales la reconocieron como una de las parejas sentimentales.

Días después, llegó a la casa una segunda mujer, cargada con paquetes, a visitar a ‘Pantera’. Luego, entrada la noche, regresaba a Arboletes, acompañada por ‘Tony’. A la semana siguiente apareció otra mujer, a quien el prófugo la recibió con abrazos. El cotejo de los rostros femeninos en fotos y videos permitió el reconocimiento.

Las tres –subraya el hombre de la policía– fueron claves para su captura. Lo curioso es que las recibía a cada una cada semana, pero no permitía que se quedaran con él.”

A ‘El Pantera’ se le acusa de controlar a un grupo de sicarios y de coordinar 15 mascares donde murieron 500 personas.  Además de una infinidad de secuestros y extorsiones a pobladores.

oscar mario galvis narcotraficante colombiano

Deja tu comentario