Creyentes comen pasto para estar cerca de Dios.

Y a muchos de los creyentes les pasó lo mismo que a los perros que comen pasto: vomitaron.

Un pastor de una iglesia sudafricana, Lesego Daniel, les ha hecho creer a los miembros de su congregación que si comían pasto estarían más cerca de Dios.

Las imágenes fueron difundidas en Facebook por la propia congregación y ya imaginará la bola de críticas.

Aquí te dejo las fotos del festín herbal y otra donde el pastor pone, con sus poderes, a dormir a sus seguidores.

Deja tu comentario