De risa la conferencia de #PapiProfeco

Humberto Treviño no renuncia, se queda en la Profecto y se justifica.  Dice que el restaurante Máximo Bistrot jamás fue clausurado, que solamente fue suspendido.  Asegura que el local se mantuvo cerrado por decisión de la dueña y no a causa de los sellos que impedían operarlo.  Reconoce que su hija “lady-profeco” se pasó de la raya y que la decisón de “cerrar” el changarro fue porque se propasaron sus colaboradores y no él, ya que ese día estaba convalenciente.  ¡Hágame el favor!

Andrea Benitez se hizo famosa en la red por la “balconearon”.  Según testigos, a finales del abril hizo berrinche en el restaurante Máximo Bistrot porque le negaron la mesa que ella exigía, y vinieron las amenazas: dijo que su papi era el Procurador Federal del Consumidor, y que esto no se quedaría así…  Y si,  para sorpresa de todos, al día siguiente, el restaurante fue “clausurado” (aunque el tecnisismo sea suspensión).  Días PapiProfeco la regaño y le exigió que pidiera disculpas.  LadyProfeco escribió en twiiter que actuó así porque el personal del restaurante se brincó el orden en la asignación de las mesas, situación que la había incomodado.

 

humberto-benitez-trevino280

 

 

 

 

 

(Foto tomada prestada de vanguardia.com.mx)

Deja tu comentario