Demolió su casa y entregó los restos al banco

Un hombre que no podía pagar la hipoteca de su casa gastó su último dinero para demoler su casa y llevó los restos a la puerta del banco que le dio el préstamo.

Los hechos ocurrieron en la ciudad búlgara de Lovech. Una familia completa acudió a la oficina del director del banco, pidieron clemencia, lloraron. El bancario fue implacable, les dijo que no podía hacer excepciones y que tenían una semana para vaciar la casa

El hombre tomó una decisión: como la casa era la hipotecada y no el terreno, contrató una pala metálica para demoler la casa y entregó los restos del inmueble al banco ubicado en la ciudad de Teteven.

La crisis financiera europea a tomar decisiones tan radicales como esta.

Notas relacionadas:
Incendia su casa y arroja su auto a un acantilado antes de el banco se los embargara
Más de 220 mil familias huyen de Tijuana y Ciudad Juárez

endoriot.blogspot y actualidad RT

image

Deja tu comentario