El Chapo Guzmán y el circo mediático

Por: Armando Contreras González

Percibo que los años en la “banca” le afectaron al PRI-gobierno. Locos por festinar la detención de Joaquín Guzmán Loera, alias El Chapo, recurrieron a su desgastado recurso de festinar el logro a través de una montada presentación televisiva de algunos de los bienes incautados al capo.

Quienes decidieron convertir la aprehensión en un circo televisivo, sacando a relucir las propiedades del sicario en repetitivos “reportajes”, terminaron por defecar fuera del respectivo retrete. Porque fue tal la duración de las imágenes y la reiteración de las mismas, que al final, el mensaje mandado a los televidentes por el PRI-gobierno fue de “mira que bien viven…los malvivientes”.

El exceso, la vanidad y el festín oficial de campanas al vuelo terminaron por convertir involuntariamente al señor de las drogas en un “ejemplo” a seguir, o sea, no te jodas estudiando, ni trabajando, ni fletándote por un bono de productividad, ni haciendo tandas, ni vendiendo tamales los sábados ni tampoco vendiendo cremas por catálogo.

El mensaje debió ser contundente y radicalmente opuesto: “vean ¿de qué sirve tener tanto si terminas a salto de mata, o como los cerdos en el fango y las ratas en el estiércol? ¿de qué te sirve tanto si no vas a gozar a tu familia, si vas a tener que pagar “rentas” interminables a policías y políticos para que se hagan de la vista gorda y no vas a poder hacer de tu vida lo que sanamente te plazca?”.

Hoy, mucha gente dudará entre seguir por el camino de la legalidad o torcerlo y “jugársela” para intentar tener aunque sea “un tantito” de las propiedades que tenía Joaquín Guzmán. Cuando se está en la lona -en todos los sentidos- ¡qué mas da apostarle al “todo o nada!”. Sí…los muchos años del PRI-gobierno en la “banca”, les entumió el cerebro y el sentido común porque aunque ese fue siempre su modus operandi…los años en la “banca” les hizo perder de vista que éste, éste ya no es el mismo México al que jinetearon 70 años.

Deja tu comentario