La apuesta más estúpida del mundo: se mutilaron las orejas

Dos rusos apostaron que el que perdiera en fuercitas se cortaría una oreja. Perdió el primero y le pidió la revancha. El otro perdió la segunda ronda y los dos acabaron mutilándose las orejas: uno se la cortó por completó y al ltro le quedó colgando.

La estúpida apuesta ocurrió en Kémerovo, Rusia. Los apostadores desorejados al hospital, según la página web del departamento local del Ministerio de Interior.

Según la apuesta, acordada en estado de embriaguez, el perdedor tenía que cortarse una oreja”, comunicó la policía tras el interrogatorio.

Los dos hombres no identificados habían estado bebiendo para celebrar la Navidad ortodoxa, que se festeja el 7 de enero, cuando decidieron echar fuercitas.

Notas relacionadas:
VIDEO Conductora del clima se desnuda. La apuesta era que se quitaba la ropa si Francia pasaba al Mundial de Brasil

Oreja

Deja tu comentario