La increíble historia del perro que cuida a un niño en estado vegetal

Dylan Gerzmehlem, de 10 años, están en estado vegetativo desde que nació.  Hace seis años la perra Tascha custodia sus días, la Bull Terrier lo acompaña horas acostada junto al niño y, en esos ratos ocurre el milagro,  las máquinas registran actividad, su corazón cambia de ritmo.

“Cada vez que el perro está con él, nuestro hijo responde. Es feliz”, dice Eckhard, el padre de Dylan, al DailyMail. “Su respiración se vuelve más tranquila, su ritmo cardíaco se cae. Esto se debe al perro”.

La historia de Dylasn y Tascha ha cobrado relevancia porque las autoridades alemanas de Brandeburgo pretenden sacrificar al perro, hace días las perra peleó y dejó maltrecho a otro can y la raza de Tasha es catalogada como peligroso.

Los médicos y la familia imploran porque dejen vivir a la  perra y a Dylan.  Cientos de personas en las Redes Sociales amenazan con lanzarse a las calles en protesta si la autoridad sigue en su empeño de matar al animal.

Los padres del Dylan tendrán una reunión durante los próximos días con el alcalde del pueblo donde residen,  intentarán convencer al regidor de que Tascha es un perro de terapia.

Foto: Facebook
Foto: Facebook

Deja tu comentario