Ladrón se tragó dos collares para esconder la evidencia

Joseph Bravo Ramos, de 21 años, se tragó dos collares para evitar que la policía lo quitara parte del botín.

El cuento es que Joseph Bravo se metió a robar una cosa, extrajo varias joyas y el automóvil de la víctima.

Para la policía del condado de Pinellas, Florida, fue fácil atraparlo y es que Bravo huía en el automóvil robado.

El chiste es que no aparecían varios de los artículos robados y es que Joseph Bravo se los había tragado.

La policía lo pasó por los rayos x y vieron que tenía una gran masa oscura en el estómago.  Los investigadores supieron que eran los collares que el tipo se había tragado antes de entrar a la comisaría.

La policía no esperó a que los collares salieran por si solos, lo sometieron a una cirujía.  Los detectives mostraron las joyas a la víctima quien los reconoció como suyos.

Bravo Ramos está acusado de robo y manipulación de evidencia.

Los rayos x utlizados en el caso es un escaner recientemente adoptado por la policía de Florida para detectar contrabando antes de que un delincuente entre o salga de la cárcel.

El  dichoso PRO RAD SecurPass Whole Body X-Ray Scanner es capaz de detecar metales, plásticos, pastillas y medicamentos.

radiografias collares estomago

Joseph bravo detenido por tragarse dos collares

Deja tu comentario