Marco se comió a su perro. (Días antes, la mascota lo había salvado del ataque de un oso)

Marco Lavoine se comió a su perro.

La historia del canadiense empezó a 700 km de Montreal. El hombre se disponía a realizar una travesía por el desierto de Nottaway acompañado de su perro pastor alemán.

Un oso los atacó, les robó la comida, les destruyó la canoa.  El pastor alemán ayudó ahuyentar al oso, salvo la vida de Marco.

Tres meses duró la odisea,  Hombre y perro perdidos por noventa días en medio de la nada.  Marco estaba herido, había perdido 40 kilos.  La sobrevivencia estaba en la carne de su mejor amigo.  Así que agarró una piedra y lo mató para no morir de hambre.

Tres días después del sacrificio canino, Marco fue encontrado por un equipo de rescate.   Los médicos sacrificaron la acción, dicen que de no haber comido perro habría muerto.

Marco llegó a un hospital de Quebec desnutrido, con hipotermia y sin poder hablar, su estado es reportado como crítico.

Uno de los médicos del hospital asegura que lo primero que les dijo Marco fue “quiero un nuevo perro”.

¿Tú, qué harías?

La insólita historia del hombre que come animales atropellados

Fuente:  DailyMail y Agencia QMI

marco mató a su perro

Deja tu comentario