Niño finge secuestro para no ir a misa

David, de 11 años, armó tremendo caos, para evitar ir a misa fingió un secuestro.

La familia difundió la mala noticia es las Redes Sociales y levantó la denuncia respectiva en la Procuraduría Estatal de Tamaulipas.

El chamaco mentiroso apareció tres horas después de su auto secuestro con una historia china… Les dijo que tres hombres y una mujer lo habían subido por la fuerza a una minivan, lo amarraron, lo anduvieron paseando por espacio de una hora y en un descuido escapó.

La policía municipal de Ciudad Victoria cuestionó al menor y al ver que su historia no tenía ni pies ni cabeza, le sacaron la verdad: David inventó el secuestro para evitar el regaño de su madre que no perdona el no presentarse al servicio religioso.

Ante los rumores, autoridades y papás salieron para informar a la temerosa opinión pública que fueron todos víctimas de una mentira infantil.

David no quiso ir a misa

Deja tu comentario