No es chiste: un perro se comió la tarea de una niña; una maqueta llena de alfileres

No es chiste, ni excusa.  Es la historia real de Reggie, un perro labrador, que se comió la maqueta de su ama Payton Moody ,de 13 años.

La ‘comida’ de Reggie era un  volcán falso fabricado con dulces,  dulces, una montaña de chocolate, azul agua, y 50 alfileres para tener todo en su lugar.

‘Ella usó los alfileres porque yo no quería la pistola de pegamento caliente alrededor de su hermano menor, ” narró a Good Morning América la mamá de Payton, Kara Moody, de 46 años.

El labrador, de dos años,  fue llevado a emergencias para quitarle del estomago los 50 alfileres que se tragó y que milagrosamente no se le ensartaron al interior.

El veterinario Brian Van Vechten dijo que “fueron capaces de tomar la mayor parte de los alfileres con una endoscopia, pero había todavía seis o así en el estómago, que fue necesario extraer con cirugía”

A Payton Moody no le quedó más que repetir el proyecto.

Foto: dailynews
Foto: dailynews

Deja tu comentario