¿Por qué se dice “el agua” y no “las aguas”?

De nuestra aclamada sección “El tumbaburros”… ¿Cuántas veces has escuchado ahi vienen las aguas?

Curiosamente agua es una palabra femenina pero su artículo es masculino. ¿Cómo?

La Real Academia de la Lengua explica que aunque el sustantivo agua es de género femenino, tiene la particularidad de comenzar por a tónica,  es decir que el acento reace con fuerza en la primera sílaba y esa es la razón por la cual se cambia el género del artículo.

Otras palabras con las mismas características son:

el área (y no la área)
el hacha (y no la hacha)

Sin embargo, la regla se rompe cuando otra palabra se interpone entre ellas. Ejemplos:

La afilada achá.
La gran área.
La gran cantidad de agua.
La extensas aguas.

Te puede interesar:
¿Qué es una bastardilla?
Se vale decir tanto imprimido como impreso
Venistes, juistes y haigas: Joyas del mexicano

Deja tu comentario