Se les peló el dueño del bar Heaven y se “esfuma” el único testigo

El dueño del bar Heaven está en calidad de prófugo. Nadie sabe donde está. La Procuraduría Capitalina le ha mandado citatorios para que declare ante el Ministerio Público y de su testimonio de cómo es que habrían desaparecido diez jóvenes dentro de su negocio en la Zona Rosa.

Ernesto Espinoza Lobo, alias “el chaparro”, es pieza clave en la investigación. Según un testigo (el único), él habría entregado a los desaparecidos al comando de encapuchados que irrumpió en el bar. narró que el Chaparro apagó las luces del bar y avisó a los clientes que habría un operativo, dijo que los hombres entraron encapuchados y que se llevaron a los “secuestrados” en tres camionetas.

Ahora el problema es que no hay testigo, ni sospechoso. Al Chaparro nadie lo ha visto y al testigo de los hechos puede que ni exista ya que el testimonio fue anónimo y el sujeto se identificó con un nombre y datos falsos.

Deja tu comentario