Siete indicadores que predicen un divorcio

Los argumentos expuestos a continuación no quieren decir que un divorcio es inminente, pero si son indicadores o factores que aumentan el riesgo.

La investigación fue realizada por el famoso psicólogo John Gottman.

“Lo que hace funcionar a un matrimonio es sorprendentemente simple. Las parejas felizmente casadas no son más inteligentes, más ricas o psicológicamente más sofisticadas que otras, sino las que en su vida cotidiana construyen una relación que deja los pensamientos y emociones negativas sobre el otro muy por debajo de las positivas” explica al periódico ANC, el profesor de Psicología y Criminología de la Universidad de Valencia, Vicente Garrido

Los indicadores de Gottman son capaces de predecir con un acierto del 90% que parejas permanecerán juntas y cuáles se divorciarán después de verlas relacionarse por espacio de sólo cinco minutos.

Los indicadores de un posible divorcio son:

1. Inicios desagradables: discusiones que comienzan con sarcasmo

2. Crítica personal: no es lo mismo quejarse de un comportamiento de alguien que criticar un rasgo personal.

3. Desprecio o burla: gestos (rodar los ojos, sonrisas irónicas, etc.) o palabras (motes ofensivos) que indican la intención de que el otro se sienta mal.

4. Posición de defensa: tratar de que el otro crea que él (o ella) tiene el problema, y que es su tarea solucionarlo; nosotros somos “inocentes” no hemos tenido ninguna contribución.

5. El “muro defensivo”: es cuando un miembro de la pareja se evade de la interacción para evitar ser herido, algo que suele hacer mucho más el hombre que la mujer, debido a que en éste la reacción fisiológica o emocional es mucho más intensa y tarda más en disiparse (en otras palabras, se altera más y durante mayor tiempo). Razón por la cual son también las mujeres quienes suelen poner sobre la mesa la necesidad de airear o tratar un conflicto, mientras que los varones tratan de evitarlo.

6. La “inundación” emocional: cuando un miembro de la pareja es atacado verbalmente por el otro reacciona activándose como si sufriera una amenaza física (por ejemplo, con mayores dosis de adrenalina), y todo ello genera un gran desgaste y el deseo de no relacionarse.

7. El fracaso a la hora de prevenir o reparar los daños: las parejas felices saben detenerse en el tiempo, antes de que los daños sean severos, o bien después de una discusión o conflicto saben cómo retomar el humor habitual existente entre ellos. El sentido del perdón y del “olvido” mencionado antes tiene aquí su lugar.

Fuente: ABC.es
¿Cuánto dura un matrimonio en México?
El marido le pone el cuerno y por eso quiere devuelta el riñón que le donó
Demanda a su mujer por darle “hijos feos” y gana

Divorcio

Deja tu comentario