Una abuela de 101 años termina su primaria en Guanajuato

La historia de María de Jesús Ramírez de 101 años es admirable.

La abuelita le entró a aprender a leer y escribir en el centro geriátrico de Romita, Guanajuato.

Además de sus clases de alfabetización, le entró al coro y al curso de baile

Chuyita llegaba a la escuela acompañada de dos de sus hijos (de 75 y 64 años) que tampoco pudieron acabar la primaria.

“Sabe leer y escribir, sumar y restar; se ha convertido en un ejemplo para la institución y para los alumnos que por ahí a veces dicen que no se puede cuando tienen 20 ó 30 años menos que ella y quieren claudicar”, comenta Heriberto Tejeda Ortega, coordinador de zona de Romita del INAEBA.

Doña Chuyita dice tener 7 hijos, 80 nietos y más de 60 bisnietos (comenta que ya perdió la cuenta).

A Chuyita no le duele nada, aunque empieza a fallarle el oído, por eso prefiere quedarse en casa lavando o cosiendo.

¿Cómo la ve?

portadaalumna1

 

Deja tu comentario