Una pitón se come a un cocodrilo. (Fotografías)

La pitón, de 3 metros, engulle a un cocodrilo australiano, de un metro.

«El cocodrilo peleaba al principio, pero tras cinco horas de constricción se dio por vencido. No lo podíamos creer; como solemos decir: “la serpiente se llevaba a la boca un bocado mayor del que podía masticar”», relataba Tiffany Corlis a ABC News.

El increíble momento fue registrado en el lago Moondarra de Australia.

Los expertos temían que la serpiente sufriera un ataque de dingo, recordado el caso de una pitón del Parque Nacional de Everglades en Florida en 2005, cuyo cuerpo explotó de manera sorpresiva tras haber engullido un caimán; bien porque el tamaño del reptil fuera demasiado grande o porque alguna parte de éste cortara una arteria de la serpiente.

«La pitón tardará dos semanas en volver a deslizarse. Y en tres, defecará una bola de calcio después de haber absorbido las grasas y las proteínas que necesita y de haberse deshecho del exceso de minerales», detalla el experto Bryan Fry entrevistado por la ABC.

«Las serpientes pueden detectar cuándo se ha parado el corazón de sus presas o éstas han dejado de respirar, para reservar energía para el proceso de la ingesta», concluye el experto.

Conoce las serpientes venenosas de México, sólo son 4
Muere “el salvador de serpientes” mordido por una de ellas
10 cosas que debes saber sobre las víboras y serpientes

Pitón traga cocodrilo

Piton traga cocodrilo

Deja tu comentario