Van 27 sacerdotes asesinados en México en 10 años. El crimen organizado tras las muertes

Por Nacho Núñez:

La Familia Michoacana, Los Templarios, Los Zetas han perdido toda proporción, la ambición y el poder los ha llevado a rebasar límites demasiado peligrosos, han olvidado la historia:  las guerras civiles y conflictos sociales tienen, casi siempre, su origen en la religión. Han olvidado que el miedo tiene un límite.

Hagamos el recuento:

2004

Ramón Navarrete Islas, de 56 años, fue acuchillado.  La policía concluyó que fue producto de un robo a la casa parroquial y de su automóvil.  El padre estaba asignado a la diócesis de Ciudad Juárez, Chihuahua.

Macrino Nájera Cisnero, de 42 años, era párroco de Jilotlán, Jalisco.  El padre defendió a una niña durante una fiesta de 15 años.  El desairado asesino lo mató junto a otras dos personas.

2005

Manuel Delgado, de 42 años, vicario del Templo de Cristo de Burgos, Cd. Jiménez, Chihuahua.  Su cuerpo fue encontrado con indicios de tortura (06-02)

Luis Velázquez Romero, de 51 años, fue asesinado, su cuerpo fue encontrado en la cajuela de un automóvil, tenía las manos atadas.  El sacerdote era Juez del Tribunal eclesiástico diocesano de Tijuana, BC. (25-10)

2006

Diácono Juan Francisco Castrejón, de 34 años, fue asesinado cuando iba circulando abordo de su automóvil. El delincuente le dio dos balazos. (27-02)

2007.

Misionero Ricardo Junious Sanders, de 76 años, fue golpeado y estrangulado dentro de la parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe en la Colonia San Rafael, Ciudad de México.  El sacerdote trabajaba con drogadictos y alcohólicos. Un comunicado de los Caballeros de Colón asegura que el cura denunció varios giros negros de su demarcación. (28-07)

Fernando Sánchez Durán, de 68 años, fue secuestrado y asesinado en Santiago Tlatepoxco, Tepeji del Rio, Querétaro. (22-07)

Humberto Macías Rosales, de 52 años, fue baleado al interior de su automóvil.  Era párroco del templo Nuestra Señora de la Luz en Aguascalientes. (01-05)

2008

Julio César Mendoza Acuña, de 33 años, fue atacado por dos sujetos, lo golpearon y le dieron un tiro en la cabeza.  Era párroco de la iglesia Nuestra Señora de Fátima, Venustiano Carranza, DF. (Mayo 2008)

Gerardo Manuel Miranda Ávalos:   Un sicario presuntamente de La Familia Michoacana le dispararon en el pecho.  Era director del instituto Fray Juan de San Miguel, Los Reyes, Michoacán.

2009

Habacuc Hernández Benítez y los seminaristas

Eduardo Oregón y

Silvestre González fueron acribillados mientras viajaban en una carretera.  El asesinato fue en Arcelia, Guerrero. (13 junio 2009)

2010

José Luis Parra Puerto, de 50 años. Dos gatilleros los interceptaron al salir de una reunión. El cadáver fue encontrado al interior de una camioneta en el municipio de Nezahualcóyotl, Estado de México.  Era el vicario del templo de Asunción Sagrario Metropolitano, de la Ciudad de México.. (17-02)

Florentino Carmona Méndez, de 67 años, fue golpeado hasta que lo mataron.  Los asesinos entraron a robar la parroquia del Espíritu Santo de Xalapa, Veracruz. (27-04)

Carlos Slavaro Wotto: El padre tenía 83 años.  Lo torturaron y lo asfixiaron.  Los asesinos saquearon la casa parroquial.  El sacerdote era párroco del templo de Nuestra Señora de las Nieves, en Antequera, Oaxaca.

Francisco Escamilla Sánchez, de 42 años, enfrentó a la mafia que obligó a las escuelas particulares del DF a contratar el servicio de camión obligatorio.    Era director del Colegio Instituto Marista México.  En la escena del ‘crimen’ todo parecía que fue un suicidio, pero gente cercana asegura que dejó una carta póstuma donde denunciaba un fraude de 10 millones de pesos y su amenaza de muerte.  (2-02)

2011

Santos Sánchez Hernández, de 43 años, asesinado de un machetazo al interior de la casa parroquial de Mecapala, Puebla.  El cura descubrió al ratero mientras robaba. (22-02)

Salvador Salgado:  Lo rociaron de gasolina y lo quemaron vivo en el Templo del Sagrado Corazón, en El Porvernir, municipio Práxedis G. Guerrero, Sinaloa.  El crimen es imputado al Cártel de Sinaloa que buscaba apoderarse del pueblo completo de El Porvenir.

Marco Antonio Durán, de 48 años, murió por “una bala perdida” durante un enfrentamiento entre policías y un grupo criminal.  El presbítero se desempeñaba como párroco de la Iglesia de San Roberto Belmarino, Matamoros, Tamaulipas. (02-07)

Salvador Ruíz Enciso, 55 años, fue atado, torturado y su cuerpo calcinado.  Se dice que el cura realizó varias denuncias contra delincuentes que operaban cerca de parroquia “Divino Rostro de Jesús” en la comunidad La Mesa, BC. (22-05)

José Francisco Sánchez Durán, 60 años, fue acuchillado por la espalda para quitarle 90 mil pesos de limosnas.  El sacerdote se encargaba de la iglesia “Patrocinio de San José” de la Colonia Educación, Coyoacán, DF. (26-04)

2012

Teodoro Mariscal Rivas:  Fue encontrado atado de pies y manos, con una bolsa en la cabeza.  El sacerdote tenía 45 años, era de Tala Jalisco y estaba a cargo de la iglesia de Santa Cecilia en Mochicahui, Sinaloa.

Gerardo Ávila, de 64 años, párroco de la Iglesia de la Inmaculada Concepción, en Villas de la Hacienda en Atizapán, fue torturado, le cortaron tres dedos, lo golpearon y le dieron un tiro en la cabeza.

2013

El padre José Flores fue golpeado por unos ladrones dentro del templo de Cristo Rey en Colima, murió en el hospital (5 feb).

Hipólito Villalobos Lima, de 45 años, y

Nicolás De la Cruz Martínez, de 31 años,  fueron encontrados muertos en la Parroquia de San Cristóbal en el municipio de Ixhuatlán de Madero, en el estado de Veracruz.  La diócesis de Tuxpan dice que la zona es controlada por Cártel de Jalisco Nueva Generación y Los Zetas. (29 nov 2013)

 

Ellos son los dos últimos sacerdotes asesinados en México
Ellos son los dos últimos sacerdotes asesinados en México

 

 

 

Deja tu comentario